El arte de ir perdiendo cosas en la ruta.

No hay formas tan majestuosas de perderlo todo, como las del odio. De la violencia.
Los girasoles en los bordes de las rutas, vienen de la violencia con la que el camionero cierra el camión. La violencia cierra mal. A la violencia, después, por violencia, se le escapan las semillas.
La violencia, el tornado, termina en senderos amarillos de ida hasta Oz y de vuelta a casa.

Tengo los pies empapados y me gusta. Y me da culpa.
Porque la lluvia, violenta, una vez me arruinó una Navidad. Yo los vi, a los girasoles caídos, llenos de barro. Las casas, llenas de barro. Las cosas, llenas de barro.
La inundación te hace perder para siempre la capacidad de amar la lluvia. La belleza de la violencia del agua. Culpa hasta de la sed.

Advertisements

One thought on “El arte de ir perdiendo cosas en la ruta.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s