Igual de grande

Cuando Valen camina por la calle, baila. Cada paso es paso de baile.
Porque sabe que la madre va por atrás.
Y quiere que la obligación de cuidarla, también sea gusto de mirarla.
También, Valen, cuando camina, cada dos o tres pasos de baile que hace para adelante, al cuarto lo hace mirando para atrás.
Porque sabe que la madre va por atrás.
Y aunque quiere irse lejos, siempre, necesita saber que la madre está ahí.
Eso hacemos. Nos vamos bailando para adelante y nos vamos mirando para atrás.
Porque queremos, para adelante; porque debemos, para atrás.
Y para qué nos vamos, entonces, si estamos siempre volviendo.
Y porque la calle es hermosa.
Porque el deseo de caminar es igual de grande que el deseo de volver.

Advertisements

One thought on “Igual de grande

  1. Es cantar Bingo parado en la silla, un hoyo en uno, un strike, las tres últimas Pringles del tubo, cerveza congelada en verano, cerrar con menos diez, el ancho pegado en la frente; hacer chinchín con un Single Malt; el Diego enganchando frente a Shilton.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s